martes, 30 de abril de 2013

Masoneria en Nicaragua


La masonería y sus personajes

Desde hace mucho tiempo el mundo de los masones ha estado presente en Nicaragua, en diferentes lugares y con distintos personajes reconocidos mediante la historia.
 





Definiendo la masonería podemos decir que es una escuela de moral, ilustrada con símbolos de la albañilería y viene de la palabra masón que en francés significa constructor. Dicha escuela se encarga de formar espíritus de un coeficiente intelectual superior al promedio de una sociedad, por el estudio de una ciencia y práctica de las virtudes, lo que se denomina como logia, está relacionada a las reuniones de masones.

La francés masonería se fundó en Nicaragua, en el siglo XIX, por José Leonard, mismo que inició la logia en Rivas, Managua y León principalmente, por ser el lugar donde hubo más masones.

Según el profesor Ramón Gutiérrez Quezada, las escuelas de masones en Nicaragua no admiten damas, “debido a que no han avanzado hacia el grado de tolerancia respecto del sexo femenino, sin embargo, en otros países sí hay logias de damas en adopción”, explicó.

Las reuniones de las logias son cubiertas, es decir las únicas personas que pueden entrar son pertenecientes al gremio masón, razón por la cual se dice que es una sociedad secreta, lo cual se debe a que existe un sigilo profano en el público. Para entrar a la escuela de masonería se necesita ser un hombre libre en todos los aspectos, principalmente en sus pensamientos y de buenas costumbres como requisitos fundamentales, resaltó Gutiérrez.

“Cuando hacemos referencias de hombres libres, me refiero a que el hombre puede tomar sus propias decisiones, sin que nadie se las imponga y de buenas costumbres que esté de acuerdo con la moral del ambiente y la universalidad en la vida en que se encuentra”, enfatizó el profesor e integrante de la logia masón.

Dentro de las logias de las masonerías a lo largo del tiempo se han unido personajes de la historia, entre ellos:
T Anastasio Somoza García. Entró en el año 1907, llegó a alcanzar el grado más alto en la masonería como es el 33.

T Rubén Darío. Se unió en 1910.

T José Santos Zelaya. Entró a los masones estando en Francia en el año 1910
T Augusto César Sandino. Se inició en México en el año 1924.

T René Shick Gutiérrez. Fue aprendiz de una logia en Nicaragua

Los grados

La masonería está compuesta por tres grados fundamentales: Grado Aprendiz, Compañero y Maestro. También se cuentan otra variedad de grados hasta el 33 del rito escocés de origen inglés, el más antiguo y aceptado, mismo que sesiona actualmente en los altos del Club Terraza los días jueves, afiliada a la Soberana Gran logia de Inglaterra, dice el maestro.

Hoy en día existen textos que ilustran acerca de la enseñanza masónica, pero las palabras secretas y pasos no se comparten, dado que sólo se transmite de labio a oído y todo aquel que entra por primera vez como aprendiz a la masonería se le brinda una palabra al oído, la cual no debe ser divulgada.

El papa Juan XXIII fue masón y debido a sus rivalidades entre logias tuvo que retirarse. En Nicaragua uno de los casos que dividió a la iglesia con la Soberana Gran Logia Simbólica fue el famoso hogar de ancianos que hoy en día está bajo la administración de la Iglesia Católica.

Actualmente hay varias logias que están funcionando en el país como son la progreso # 1, la veterano # 5, la Autazo, la Nahualtzin, San Juan del Norte y la Nicarao.

Fuente: Ramón Gutiérrez Quezada, Discípulo seguidor del Doctor de la Ferriere y miembro masón. 

Comentario

En este articulo presentado por El Nuevo Diario, podemos observar cuales fueron algunos de los primeros personajes nicaraguense que se integraron a la logia masonica.

Esta logia ahora ya no es tan secreta dado que ahora han salido a la luz algunos de sus rituales, maneras de saludarse y quienes han sido algunos de los masones en el pasado. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada